Consejos

Abierto por vacaciones

Las vacaciones constituyen no sólo una época de disfrute, también es un período que debe reunir las condiciones necesarias para que consigas olvidarte de la rutina, el estrés y los problemas cotidianos. Precisamente el estrés es uno de los factores que modifica nuestra manera de alimentarnos; hay personas a las que se les cierra el apetito ante situaciones estresantes, sin embargo, otras tienden a ingerir productos más ricos en grasas o azúcares, es decir, aquellos menos aconsejables para perder peso.

Es importante que antes de partir  aparques ese  pensamiento de “yo soy quien sabe hacerlo” o “sin mí no van a poder”. Para irnos tranquilos hay que dejar cerrados los asuntos pendientes y saber delegar.  Si tienes tu propia empresa puedes pedir a alguien de tu confianza que te informe sólo cuando el caso sea verdaderamente urgente.

hay que dejar cerrado los temas laborales pendientes para poder desconectar

Una vez que hayas resuelto tu partida no  pretendas llegar a tu destino y controlarlo todo. Dale tiempo a tu cuerpo para adaptarse al nuevo entorno (campo, playa, crucero, montaña…) a tu nuevo alojamiento, al clima, a los alimentos… ya no necesitas planificar cada segundo del día, deja espacio también a la improvisación. No corras, ya no hace falta tenerlo todo a punto. Desconecta el despertador y duerme todo el tiempo que necesites, pon el móvil en silencio, baja persianas, evita el alcohol y la cafeína….

deja de controlarlo todo y da paso también a la improvisación

Flexibiliza las exigencias pero no te abandones. Come sano y no dejes de practicar deporte aprovechando las posibilidades que te ofrece tu nuevo entorno. La idea es recuperarte de todo el estrés que te generan la falta de tiempo, las responsabilidades diarias, los horarios rígidos, los atascos, el móvil, las faenas de las casa, llevar a tus hijos de aquí para allá….

Algunos días desearás realizar actividades con tu familia o amigos y otros en solitario. Puede que tu grupo quiera  ir a un museo, la playa o al avistamiento de delfines y a ti no te apetezca.  Pon en práctica decir NO sin sentir que tienes que dar mil explicaciones. Haz lo que tú desees a pesar de la insistencia de los demás (quienes probablemente entre delfines se olvidarán de ti). Tal vez quieras estar solo, leyendo, paseando o sin hacer nada. Todo vale.

no te centres en tus complejos, la gente ya sólo mira el móvil

Las tabletas y Smartphone nos permiten una conexión permanente, pero no es el objetivo de las vacaciones consultar compulsivamente el correo electrónico, twitter, el whatsApp, visualizar las vacaciones de los demás en facebook e instagram, o hablar mañana, tarde y noche por el móvil. Si tienes verdaderos problemas para desvincularte de las tecnologías intenta conectarte una hora máximo al día. Desconecta y trata de aprovechar estos días para acercarte y dedicar tiempo a tu familia y amigos así como para realizar actividades de ocio.