Blog, Consejos

Prohibido prohibir

Muchas dietas proponen la pérdida de peso eliminando todos aquellos alimentos con alto contenido calórico. Sin embargo, prohibir un determinado alimento puede generar un alto nivel de ansiedad y desembocar en conductas de riesgo como los atracones.

Para que los cambios en la alimentación se consoliden como un hábito más de la vida diaria, es imprescindible que respetes tus gustos, por lo que nada puede quedar prohibido. Prohibir alimentos no hace más que incrementar su valor de modo desproporcionado. Se puede moderar la cantidad de algún alimento, pero no eliminarlo de la dieta.

Todos los alimentos deben formar parte de tu dieta para que puedas mantener de por vida tu forma de alimentarte, y no únicamente durante el período en el que has decidido perder peso. La mejor forma de no desear intensamente un alimento es que lo consumas de forma ocasional. Si tienes problemas de autocontrol con determinados alimentos, puedes eliminarlos de tu dieta, al principio provisionalmente, para ir luego incorporándolos gradualmente una vez que consolides las pautas que te vamos proponiendo.