Consejos

Empezar y no parar: la trampa del picoteo

El picoteo es uno de los problemas más frecuentes a la hora de perder peso. Vamos a ver a continuación situaciones que lo favorecen y cómo controlarlo.

Uno de los momentos de mayor riesgo para picotear es durante el espacio temporal que transcurre desde que llegamos a casa hasta que servimos el almuerzo o la cena.  Muchas personas tienen el hábito de  aprovechar este rato para tomar aperitivos mientras cocinan  o acompañan a quien prepara la comida. Para evitar esta costumbre lo primero es no improvisar sino  planificar y dejar preparado con antelación lo que vas a comer. De esta manera al llegar a casa sólo tendrás que calentar y servir la comida.

pensamos erróneamente que al picotear comemos menos

Existe una estrecha relación entre ver la televisión y el picoteo. Cuando estas conductas se realizan de manera regular llega un momento en que la comida puede evocar el deseo de ver la tele al igual que ver la televisión sin picotear puede hacernos sentir que falta algo. Cuando vemos la televisión ingerimos alimentos fáciles de consumir para así no desviar nuestra atención de la pantalla y que además, suelen ser de alto contenido calórico (patatas, palomitas, frutos secos, gominolas…).

evita almacenar comida calórica, si está en la despensa terminas comiéndola

Otra de las medidas que te será de gran ayuda, es suprimir alimentos innece­sarios de la nevera o despensa. Aunque muchas personas manifiestan que no supone un problema para ellos, todos tenemos momentos críticos,  y  es más fácil no sucumbir si estos alimentos no están a nuestro alcance. Tampoco almacenes alimentos que te lleven a picotear y bebidas edulcoradas o alcohólicas por si vienen a tu casa de visita. Cómpralos en cantidades moderadas para la ocasión, procurando que no sobren grandes cantidades que termines acumulando en la despensa.

es fundamental planificar con antelación lo que vamos a comer

En muchas ocasiones salimos a comer con amigos y en vez de pedir plato por comensal se opta por compartir raciones. En estos casos es fundamental que apartes en un plato tu ración de comida respetando el triángulo saludable controlando así las cantidades y calorías que vas a ingerir. De otra manera es probable que mientras charlas  con los comensales picotees sin ser conscientes de los excesos que cometes.

el picoteo es uno de los mayores obstáculos para la pérdida de peso

Otra situación de riesgo tiene lugar cuando se acude a eventos como bodas, bautizos o comuniones, donde se ofrecen aperitivos antes de tomar asiento para disfrutar del banquete. Si estás perdiendo  peso es mejor que renuncies a estos ágapes y esperes a sentarte para empezar a comer. Por eso te recomendamos que antes de acudir a estas celebraciones  ingieras  alimentos bajo en calorías como un par de piezas de fruta; te ayudará a sortear los aperitivos y a evitar picotear el pan antes de empezar con la comida principal.