Consejos

¿Feliz Navidad?

En la actualidad nos toca olvidar las Navidades de  “siempre” para dar paso a una nueva forma de celebración. Ya llevamos mucho tiempo tomando las medidas necesarias para evitar los contagios, y algunas personas creíamos que para Navidad tal vez las cosas habrían cambiado. Pero no ha sido así, y las restricciones nos impiden desplazarnos para estar con la familia, celebrar la cabalgata de Reyes así como las reuniones y salidas con nuestros seres queridos, amigos y compañeros como hacíamos antaño.

todo a lo que estamos renunciando tiene un fin: cuidar de la salud

A muchas personas no les gusta la Navidad y a otros les encanta, pero aún así tanto a uno como a otros el trasfondo de melancolía que se vive está afectando al estado de ánimo. No podemos perder de vista que todos los esfuerzos que se están llevando a cabo tienen el fin de protegernos y proteger la salud de todos. Por eso vamos nuevamente a intentar sacar partido a la adversidad, llevamos mucho tiempo haciéndolo y ahora no va a ser menos.

Podemos plantearnos este período festivo como un momento de verdadero descanso tanto físico como emocional,  porque el frenesí de salidas, compras, reuniones y otras miles de actividades han disminuido notablemente. Todo ello también conlleva a una reducción de gastos y al estrés que generan los excesos en estas fiestas.

el estrés provocado por los excesos va a disminuir

Durante el tiempo que llevamos de pandemia todos hemos aprendido de alguna manera a conocernos mejor y saber la capacidad que tenemos para afrontar la adversidad y sacarle el máximo partido. Dedicarnos a nuestros hobbies y todo aquello que nos hace sentir bien puede ayudarnos  a afrontar el desánimo imperante. Y por supuesto mantener nuestros hábitos de vida saludable.

Gracias a las nuevas tecnologías podremos seguir en contacto con todos aquellos a quienes queremos y echamos de menos porque están en la distancia y no podemos desplazarnos. Hagamos uso de las felicitaciones digitales y las videollamadas para sentirnos cerca aunque de otra manera a como lo hacíamos otros años.

más que nunca hay que fomentar la ilusión en los niños

Una de las opciones que han tomado algunas personas es  hacerse las pruebas antes de reunirse para poder estar tranquilos los días que van a salir o permanecer en casa para la celebración de las fiestas. Y aunque sigamos con las mascarillas y todas las recomendaciones a seguir,  generan una sensación de seguridad y disminución del miedo.

Hay muchos planes como por ejemplo los viajes que no tenemos que anular, únicamente posponer.

Más que nunca tenemos que fomentar en los niños la magia de la Navidad.  No dejemos de lado los adornos navideños y el ambiente festivo en casa. Hay que hacerles entender porqué los Reyes Magos no van a salir en la Cabalgata, pero que no se olvidan de ellos y se acordarán de dejarles sus regalos. Celebremos con ellos ese día tan especial haciendo que no pierdan la ilusión.

expresemos verbalmente el afecto y el cariño

La distancia social nos lleva a expresar el cariño y afecto de manera verbal, algo que en ocasiones nos resulta complicado, esta es una buena ocasión para hacerlo.

Hagamos de las  Navidades un período donde prime la calidad en todos los sentidos y no la cantidad.

FELICES FIESTAS