Informes

¿Te imaginas?

Se aproximan unas fechas de riesgo para las personas que aún no tienen la firme decisión de perder peso. En breve se acerca el puente de la Inmaculada que abre las puertas a las fiestas navideñas, una época que solemos criticar por el consumismo materialista pero que no hacemos extensible a las ingestas desmedidas.

En diciembre nos enfrentamos a muchos días festivos, celebraciones, salidas con amigos, cenas, almuerzos de trabajo… que si lo permitimos pueden romper la rutina saludable que hemos llevado hasta ahora. Plantéate desde este momento que la  llegada de la Navidad no tiene que ser un  período donde es “imposible” seguir con los hábitos saludables.

Para las personas que queréis perder peso es el momento de aniquilar ese pensamiento de “cuando terminen estas fechas empiezo en serio”. No te engañes, cuando terminen estas fiestas hay que volver al trabajo de forma continuada, habrás ganado peso, tendrás resaca de todos los excesos cometidos, los gastos habrán sido excesivos… y muchas otras circunstancias que pueden desmotivarte; te hallarás ante una cuesta de enero pero de carácter emocionalmente negativo. Difícilmente empezarás con el objetivo que siempre te pones para el año nuevo.

cuando terminen estas fechas empiezo en serio.  No te engañes

Imagina pasar unas Navidades donde tu despensa permanece igual que siempre menos los días señalados donde habrá un número limitado de dulces navideños, seleccionando de antemano a qué celebraciones acudirás y a cuáles no, saliendo por la mañana o por la tarde a caminar, montar en bicicleta o al gimnasio. Preparando platos ricos y saludables para los días señalados, reduciendo al máximo el consumo de alcohol, comiendo sin llenar el plato a rebosar ni tener que probarlo todo, retomando los hábitos saludables si un día te has excedido en vez de tirarlo todo por la borda, disfrutar de la Navidad paseando para ver las luces, los escaparates o belenes…

imagina unas navidades donde no te descontroles

¿Te imaginas que pasaría al finalizar unas vacaciones navideñas así? Tú peso habrá seguido bajando, no sentirás culpa porque no habrá excesos,  tu autoestima se verá reforzada por el sentimiento de control, tu salud seguirá mejorando, notarás la ropa cada vez más holgada, verás cómo  es posible disfrutar sin necesidad de excederte con la comida, dejarás de evitar mirarte al espejo, habrás derrotado a esos pensamientos que siempre te sabotean, te sentirás emocionalmente estable para afrontar la cuesta de enero, habrás conseguido no desbaratar  completamente tu rutina saludable… En definitiva, estarás ganando la batalla a la obesidad.